Manteniendo el flujo de conocimientos

La Swarovski Waterschool siempre ha hecho hincapié en la buena higiene y el saneamiento, un proyecto educativo que surgió en el 2000. Pero a partir del 2020, la importancia del lavado de manos cobró aún más importancia, ya que todos jugamos un papel crucial a la hora de hacerle frente a la COVID-19. 
La pandemia actual ha traído consigo muchos desafíos, los cuales han tenido consecuencias importantes para muchos de los proyectos de la Waterschool. Las restricciones de las reuniones han limitado el alcance de algunos de los programas de la Waterschool, mientras que el cierre de las escuelas se tradujo en un cese de actividad en los siete países.
Sin embargo, a pesar de estos problemas, los socios de la Swarovski Waterschool han logrado encontrar numerosas e innovadoras formas de seguir difundiendo su mensaje sobre la urgencia e importancia de preservar los recursos hídricos de nuestro planeta. 
Echemos un vistazo a la admirable capacidad de adaptación demostradas por algunos de los socios de la Swarovski Waterschool y descubramos cómo se las han arreglado para seguir formando a los niños durante la pandemia acerca del recurso más preciado del planeta. 

Historias sobre el agua en todo el mundo

En India, uno de los países más afectados por la COVID-19, los expertos formadores de la Waterschool utilizaron WhatsApp para ofrecer formación sobre el coronavirus y la huella hídrica. El cierre de escuelas también brindó la oportunidad de continuar con el esfuerzo por mejorar las instalaciones de agua y el saneamiento de las mismas aprovechando la ausencia de los niños.
En Austria, el tiempo se utilizó para conceptualizar nuevas ideas para los libros de texto de la Waterschool y actualizarlos. Además, durante el otoño se llevaron a cabo talleres para formadores que se concentraron en la higiene, la huella hídrica y los microplásticos. Los talleres demostraron ser increíblemente populares y las plazas se agotaron en un par de días, un nuevo récord que refleja la importancia del mensaje de la Waterschool.
En Tailandia, también se han impartido talleres que abarcaron temas como la higiene, el saneamiento y cómo fabricar tu propio jabón.
Por último, en Brasil, donde el impacto de la COVID-19 ha sido particularmente grave, se ha ofrecido apoyo a las familias que viven en aldeas remotas. Se proporcionaron paquetes de alimentos a estas comunidades, evitando así que corrieran el riesgo de contagiarse al tener que viajar regularmente a la ciudad más cercana en busca de suministros.