DECLARACIÓN DE PREVENCIÓN DE LA ESCLAVITUD MODERNA Y EL TRÁFICO DE PERSONAS
Swarovski respeta los derechos humanos de todos los individuos que intervienen en sus operaciones, tanto de sus empleados como de las personas que trabajan en su cadena de suministro. Para garantizar la transparencia y mantener el cumplimiento con la legislación actual, hemos elaborado la siguiente declaración.

El 1 de enero de 2012 entró en vigor la Ley de Transparencia en la Cadena de Suministro (California Transparency in Supply Chains Act) de 2010 en el Estado de California (EE. UU.). Esta ley se concibió con el fin de aumentar la información facilitada por los fabricantes y vendedores en relación con sus esfuerzos por atajar el problema de la esclavitud y el tráfico de personas, permitiendo así a los consumidores tomar decisiones mejores y más documentadas sobre los productos que compran y sobre las empresas a las que deciden apoyar.

El 29 de octubre de 2015 entró en vigor la Ley contra la Esclavitud Moderna (Modern Slavery Act) de 2015 en el Reino Unido como medio para prevenir los casos de esclavitud moderna en las cadenas de suministro y en la organización interna de las empresas. La ley exige, entre otras cosas, que determinadas empresas emitan anualmente una declaración en la que describan las medidas adoptadas para asegurarse de que no existe esclavitud moderna en sus operaciones o cadenas de suministro.

Swarovski Crystal Business (Swarovski) se opone a la esclavitud y al tráfico de personas, y define entre sus principios básicos el proceder de forma legal y ética en sus actividades comerciales y defender el derecho de todo individuo a no ser objeto de esclavitud o de cualquier otro tipo de trabajo forzoso en el lugar de trabajo.
VERIFICACIÓN
Swarovski ha adoptado un Código de conducta para proveedores en consonancia con los principios del Pacto Mundial de las Naciones Unidas (Global Compact) sobre derechos humanos, derechos laborales y medio ambiente, y que define aquello que esperamos de nuestros proveedores y contratistas. Swarovski espera que sus proveedores cumplan íntegramente con las leyes y normativas establecidas por el país y por las autoridades gubernamentales del país en que van a operar, y que dispensen un trato justo y digno a sus trabajadores. Con el fin de garantizar el respeto y el cumplimiento de los estándares de la empresa por parte de los proveedores, hemos incluido en el acuerdo comercial que rige nuestra relación con los proveedores una cláusula que estipula que los proveedores deben proceder conforme a nuestro Código de conducta para proveedores y con todas las leyes y normativas aplicables, incluidas las leyes nacionales e internacionales que prohíben cualquier tipo de trabajo forzoso o en régimen de servidumbre (como la esclavitud o el tráfico de personas).
A través de nuestra Iniciativa de Contratación Responsable o RSI (Responsible Sourcing Initiative), instaurada en 2014, exigimos a nuestros proveedores de productos acabados la observación de los principios de nuestro Código de conducta para proveedores; para ello, pedimos a los proveedores de todas nuestras categorías de compras de gasto directo (aquellos que suministran los bienes utilizados para elaborar nuestros productos acabados) que firmen y cumplan dicho Código para poder entablar una relación comercial con nuestra empresa. En un segundo paso, identificamos —mediante una valoración de riesgos— a los proveedores seleccionados que entrarían en el ámbito de nuestra Iniciativa de Contratación Responsable. Por lo general, los proveedores que producen desde países con bajo o medio nivel de ingresos se clasifican con un mayor riesgo de incurrir en prácticas de trabajo forzoso y otras prácticas irregulares. Asimismo, a continuación controlamos el enfoque adoptado por los proveedores seleccionados para mejorar las condiciones laborales mediante auditoría por un tercero (tales como el RJC , SMETA o SA8000 ), o bien mediante nuestra propia evaluación laboral interna, basada en la norma SMETA y llevada a cabo por nuestro equipo de Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Según los resultados, realizamos auditorías de seguimiento de 6 a 18 meses después de la auditoría inicial.
AUDITORÍA
Swarovski podrá auditar a algunos de sus proveedores aprobados a fin de supervisar el cumplimiento por parte de estos del Código de conducta para proveedores, reservándose el derecho a dar por finalizada la relación comercial en caso de detectar cualquier infracción de la ley o de los principios internacionales básicos sobre normas laborales y prácticas empresariales éticas. En concreto, en los últimos años Swarovski ha iniciado auditorías independientes de algunos de sus proveedores a través de la implementación de su Iniciativa de Contratación Responsable (RSI), explicada anteriormente en el apartado Verificación. En los casos en los que se han identificado alertas relacionadas con el Código de conducta para proveedores o con otras normas de aplicación, Swarovski ha pedido a dichos proveedores que rindan cuentas a través de iniciativas de diálogo y auditorías de seguimiento.

Todas nuestras fábricas de Austria, Serbia, Tailandia, la India y Vietnam, que producen la mayoría de nuestros productos, se han sometido a auditorías —conforme a la norma SMETA o a una norma internacional equivalente— llevadas a cabo por organismos de auditoría de terceros. Swarovski no hace públicos los resultados específicos de sus auditorías. Las auditorías pueden ser anunciadas o no, según el ciclo de renovación de la certificación en cuestión.

Swarovski se ha comprometido a trabajar incansablemente para ampliar y mejorar su Iniciativa de Contratación Responsable (RSI) con el objetivo de incluir a todos sus proveedores en el ámbito de las auditorías de RSI.
CERTIFICACIÓN
A través de su participación en el RJC, Swarovski también pretende garantizar la conformidad con los estándares de dicho organismo en materia de esclavitud y tráfico de personas. El RJC se fundó en 2005 con el fin de promover la contratación ética y responsable, los derechos humanos, y las buenas prácticas sociales y medioambientales en las cadenas de suministro de oro, platino y diamantes. El proceso de certificación del RJC es riguroso, e incluye auditorías independientes de terceros en relación con el cumplimiento de las normas sobre derechos humanos del socio en cuestión. Swarovski Professional, Atelier Swarovski, Swarovski Gemstones Business y nuestra unidad de negocio de bisutería personalizada en EE. UU., Chamilia, son miembros certificados del RJC.

A través de la Iniciativa de Contratación Responsable, nuestro programa de control de las condiciones laborales de los proveedores, reconocemos y promovemos la obtención de las certificaciones RJC o SA8000 por parte de nuestros proveedores. No obstante, y puesto que nos esforzamos por evitar al máximo la realización de auditorías por duplicado en las fábricas, permitimos que sean los proveedores quienes elijan una de las dos metodologías.
RESPONSABILIDAD INTERNA
En Swarovski aspiramos a una sostenibilidad de máximo nivel con el respaldo de nuestro Comité Ejecutivo, compuesto en su totalidad por descendientes de nuestro fundador, Daniel Swarovski. El vicepresidente de Sostenibilidad y Responsabilidad Social Corporativa (RSC) dirige a nuestro equipo de Sostenibilidad, que es el encargado de implementar nuestra estrategia en materia de sostenibilidad. El equipo colabora con miembros de toda la empresa, ayudándoles a integrar la sostenibilidad en sus actividades, poniendo a su disposición su experiencia en cuestiones relevantes y realizando proyectos que les permitan complementar sus objetivos e implantar acciones correctivas. Otra de las líneas de defensa y estructural de nuestro gobierno corporativo es la función de Auditoría Interna, dirigida por el vicepresidente de Auditorías Internas y Cumplimiento. El vicepresidente rinde cuentas directamente ante el Comité de Auditorías con carácter periódico, y ofrece su opinión independiente en cuestiones de riesgo, conformidad e integridad. El vicepresidente lidera un equipo global que le asiste en su labor. Complementariamente, contamos con nuestra Carta de Integridad, que define, entre otras cosas, cómo deben ser las interacciones de Swarovski con sus empleados, proveedores y trabajadores, y cómo desarrollar nuestras iniciativas de compras desde la integridad y la transparencia.
FORMACIÓN
Swarovski ha creado material de formación interna para facilitar la presentación de la Iniciativa de Contratación Responsable (RSI) a los empleados de compras que proceda. Nuestro equipo de Sostenibilidad Corporativa colabora constantemente con los departamentos de compras para realizar avances en materia de RSI; en consecuencia, el grado de colaboración es alto y los riesgos en relación con la esclavitud pueden gestionarse de manera proactiva. Con carácter complementario, el equipo de Sostenibilidad Corporativa proporciona servicios de asesoramiento a sus proveedores con el fin de fortalecer nuestras relaciones y de generar capacidades más sostenibles en las fábricas de nuestros proveedores. Nuestras propias fábricas reciben formación regular y asesoramiento permanente de la mano de distintos expertos según sus necesidades. Por ejemplo, como parte de nuestro compromiso con el RJC, hemos desarrollado o mejorado soluciones de control y programas de formación para nuestra unidad Gemstones Business y para nuestra unidad de bisutería personalizada de EE. UU., Chamilia. Del mismo modo, proporcionamos formación y asistencia continuas al resto de nuestras fábricas para garantizar la conformidad de estas con los requisitos que corresponda en cada caso.