EDICIONES ANUALES SCS DE 2019

Fuerte, ágil y protector con sus cachorros, el leopardo del Amur es uno de los animales más fascinantes del mundo. También se encuentra en grave peligro de extinción. Ahora, gracias al genio creativo del experto en cristal Heinz Tabertshofer, podrá disfrutar de la belleza de esta criatura única en su hogar.

EL GRAN FELINO MÁS ESCASO DEL MUNDO

Según las últimas estimaciones, hay menos de 100 leopardos del Amur viviendo en libertad, lo que los convierte en uno de los grandes felinos con menos ejemplares del mundo. A continuación exponemos algunos hechos fascinantes sobre estas magníficas criaturas:

A pesar de que hace tiempo los leopardos del Amur abundaban en los vastos territorios montañosos de Rusia, China e incluso partes de Corea del Norte, ahora están limitados a la cuenca del río Amur, una gélida superficie forestal donde la parte oriental de la provincia Rusia del Primorie linda con China.
A pesar de ser extremadamente escasos, los leopardos del Amur son fácilmente identificables por su pelaje. Dotado de rosetones ampliamente espaciados y de color y grosor variables según la estación, su pelaje los distingue del resto de leopardos del mundo.
Los leopardos del Amur son increíblemente atléticos, capaces de alcanzar velocidades de hasta 59 kilómetros por hora y saltar hasta seis metros en horizontal y tres metros en vertical.
Aunque suelen ser fuertes y silenciosos, los leopardos del Amur son conocidos por emitir un sonido ronco y áspero a fin de marcar su territorio y anunciar su presencia. A veces también suelen ronronear mientras comen.
Berry, una leopardo del Amur adolescente, se hizo famosa en Internet en 2014 cuando una cámara la captó jugueteando sola en el bosque. Desde aquel momento, ha tenido dos adorables cachorros.
No existe un nombre colectivo para referirse a los leopardos del Amur, posiblemente porque prefieren llevar una vida solitaria.